Balcón de Infantes

 

Balcón al campo

        

Octubre

Las cosas que pasan.

La primera misión diaria antes del alba era calzarse las albarcas que se hacían de vaqueta en crudo con un capillo en la parte delantera, unos laíllos en las dos orillas con sus ojales para deslizarse las calzaeras de cuero de unos 16 centímetros de anchas, aquí, ni hebillas, ni correas, ni talonera; sólo con el engerío de calzaeras era lo suficiente para aguantar el terreno hecho barro y pegado en terrenos de liga o arcilla robreos y rubiales, en estas condiciones terruñas no se podía ir calzaos con cualquier prenda por buena que fuera, para calzarse había que tomar tiempo y cierta habilidad o maña, el pie iba enfundado hasta la rodilla, con los peales y puntilleros, con la calzaera se rodeaba el tobillo dando varios pases después, arriba se dan otros dos o tres pases y es cuando con la rabera o agujeta se ataba con varias somuestras. Todo esto tiene un punto que si aprietas demasiado, la sangre no circula, y si van flojindangas pues se follan y de ahí viene que algunos bien conocidos se las han tirado de importantes, cuando no han servido ni para calzarse las abarcas. “Aquel de las abarcuelas, que el demonio trujo acá, que en quitárselas y ponérselas todo el tiempo se le va”. Ocurrió algo como un zagal que lo ajustan de diario por una baja, este le dice al de cuadra, llámame temprano pa calzarme las abarcas, lo llama a media noche y antes de venir el día, dice, Paco… ya tengo una, a lo que responde Paco; la otra cógela y te la pones en tu casa”

 

Efemérides ocurridas en estos años el día 3 de noviembre:

-1256 gran caída de tormentas en

Salamanca.

-1406 riada en Valencia.

-1617 temporal de viento, agua y granizo en la mar, en la costa de Cataluña que provoca graves daños.

1627 grandísimo temporal de vientos, muy fríos, en Barcelona.

1987 precipitaciones torrenciales en la comarca de Safor, en Valencia. En Gandía se registran 720 l/m2, que es la mayor cantidad de precipitación observada en España en el día pluviométrico.

Un fuerte temporal de lluvias afectó a toda la cuenca del Segura, desbordándose los ríos Pliego, Mula y Segura y las ramblas costeras, centenares de personas tuvieron que ser evacuadas. La sucesión de varios años de lluvia en este mes extraordinariamente lluvioso a mediados del siglo XIX, provocó en Irlanda la Gran Hambruna, debido a que al inundarse los campos se pudrieron las patatas, que por a que entonces eran el sustento básico de la población.

Como tema curioso e importante a destacar tenemos el ozono, el 10% del mismo se produce en toda la Tierra se genera en una zona pantanosa situada al suroeste del lago Maracaibo. La generación de hasta 280 descargas eléctricas por hora mantienen los cielos encendidos en plena noche, lo que se conoce como “el relámpago del catatumbo”.

Para la firma lemana Bautz, la producción de tractores pequeños fue sólo un paréntesis: había adquirido los derechos del Zanker M1 y los utilizó para construir el Bautz AW/AS 120, el cual incorporaba un moderno motor diésel inyección directa. Bautz sólo producía tractores de tamaño y potencia reducidos. Pero cuando este mercado se saturó a principios de la década de 1960, la firma empezó a fabricar tractores agrícolas. El primer modelo ya se puso en números anteriores; ahora pasamos al Bautz A S 122B; construido desde 1952, con sus 980Kg. de peso, era un tractor pequeño y ligero, con un motor diésel MWM refrigerado por aire que trabajaba con un solo cilindro, disponía de caja de cambios de cuatro marchas, sistema hidráulico de elevación, árbol de toma de potencia, polea de transmisión, así como iluminación y puesta en marcha eléctrica de serie, bajo demanda era posible el montaje entre ejes de una segadora.

Modelo: Bautz AS 122B

Periodo de producción: 1952-1954

CV/KW: 12/8,8

Cilindrada (cm3): 905

Posterior viene el modelo: Bautz AL 240, se pondrá en otra ocasión.   

Parrafillos:

-Placer no comunicado no es bien logrado. 

-Si dicen que digan (o que dizan), mientras no hagan (o hazan). 

-Tropezar y no caer, ganar terreno es. 

-No hay que buscar los cinco pies al gato, cuando solo tiene cuatro y rabo.

Antonio López Marco

 

Balcón de Infantes

Mantenimiento: José Ant. Sánchez 

© Copyright  Balcón de Infantes 2017