Balcón de Infantes

 

Balcón al campo

        

 

Mayo

En mayo, época de hierba y flores que este año va con retraso la floración y el crecimiento del cereal, las cebadas se han comenzado a espigar en la primera decena, los pistachos jóvenes van con retraso foliar y así todo, lo bueno es que no hay queja hídricamente hablando; los barbechos van muy, muy tardíos, la cañadas, goterones y hondonadas no se ararán hasta “Sabe Dios…”. También tenemos cárcavas en los sitios idóneos, los caminos también presentan los característicos baches “por culpa de no se sabe qué…”, porque aquí “nadie sabe ná”, lo cierto es, que el tractor con los aperos se hace difícil la circulación o romper algo del vehículo que es lo más doloroso, aunque hay aperos de cierta sensibilidad como para tomarlo a risa, siendo las quejas de quien menos riesgo tienen, que son: los turismos y los de siempre. Dios quiera y se vean arreglados para cuando circulen los Reyes Magos. Mientras tanto nos santiguaremos y tendremos el cuidado de acortar el paso, que a ti te va. La cosa cinegética está muy bien, está que es un asco, creo que no habrá derecho a que proliferen dentro de los viñedos, tanto en secano, como en regadío; en tierras francas de barbecho con sus madrigueras, en olivas adultas con 150 años de vida, donde no hubo nunca esta lacra, tienes ahora minados los suelos y por si fuera poco trepan hasta arriba, “haber dónde leche van los pobres animalicos estos, ya se arreglará”, ahora con los nuevos directivos; en Alcubillas es distinto, “pero muchas narices y muchas narices…”   

Herbolario.

Los concursos de cocina de la televisión, han contribuido a familiarizarnos con condimentos que hasta ahora no eran tan familiares. Muchas plantas aromáticas están presentes entre los mejores condimentos en muchas recetas de cocina. Embellecen los platos, realizan su sabor y a menudo aportan propiedades terapéuticas y nutritivas.

Estragón, tomillo, perejil, orégano, cebollino, azafrán, romero… cada vez más gente, para poder echar mano de estas plantas fáciles de cultivar, tienen un huerto urbano o las planta en macetas de los balcones. Lo ideal es utilizarlas lo más frescas posibles.

El orégano, menta, melisa, lavanda, tomillo, salvia… recortadas tras la floración para provocar un nuevo desarrollo sano. No obstante, después de algunos años, aunque las hayamos podado cada año, será preciso arrancarlas y plantarlas nuevas, puesto que pierden su forma original.

Además de plagas y enfermedades que a veces se dan, otros trastornos son el exceso de agua. No encharcarlas. Durante las heladas primaverales habrá que guardarlas. Tampoco exponerlas al viento fuerte, seco y frío. En este caso resguardarlas.

Cada planta tiene sus particularidades, pero las pautas generales de cultivo son: mucha luz, al menos de 4 a 6 horas de sol al día, abonar poco para que no pierdan sabor y aroma y una vez al año tratarlas con fertilizantes.

Fenómenos atmosféricos.

1.- En 1681 nevisca con viento huracanado en Cerdeña, levantando a un joven y su burro, resultando muerto al caer.

2.- Por término medio, tienen lugar al año entre 16 y 17 millones de tormentas en todo el mundo, de donde se deduce que cada día tenemos unas 44.000generadoras de 8.600.000 descargas nube-tierra. Cada segundo caen 100 rayos sobre la superficie terrestre.

3.- La llamada “Cinta transportadora oceánica” es el conjunto de corrientes marinas, superficiales y profundas, encargado de distribuir el calor por todo el planeta. Dicha cinta tarda centenares de años en completar una vuelta alrededor de La Tierra.

4.- Lluvia de monedas en el inventario de “lluvias forteanas”, encontramos una de monedas antiguas (rupias, maravedíes y piastras) ocurrida durante una tarde de verano de 1969, en un hostal de los Alpes Alemanes. Al día siguiente volvieron a llover monedas en ese mismo lugar.

5.- Entre llovizna y chubasco, preguntando en una entrevista a Antonio Naya por la diferencia entre llovizna y chubasco, el genial e irrepetible meteorólogo, contestó: “la llovizana al llegar al suelo hace chip, chip, chip y en el chubasco hace chop, chop, chop”.

6.- El rayo y los vehículos, el interior de un vehículo es un lugar bastante seguro para protegerse del impacto por rayos durante una tormenta, ya que actúa como una “Jaula de Faraday”. No obstante, los coches de antes eran más seguros que los de ahora, al ser sus carrocerías totalmente metálicas.

Antonio López Marco

 

Balcón de Infantes

Mantenimiento: José Ant. Sánchez 

© Copyright  Balcón de Infantes 2018