Balcón de Infantes

 

Balcón al campo

        

Marzo

Aunque con menos fama, marzo resulta ser un mes tanto o más variable que febrero. En su segunda quincena se hace sensible un alza de la temperatura: “marzo mayea”. Marzo resulta ser un mes de encrucijada entre el invierno que se retira y la primavera que avanza.

A lo largo del mes, el tiempo resulta muy variado: en los primeros días suele presentarse un corto temporal del Atlántico, seguido de unos cuatro o cinco días de período bonancible y temperaturas suaves. A mediados vuelve a presentarse tiempo revuelto y ventoso, “marzo vuelve el rabo”, y para finales de mes, con los días de igual duración que las noches, se suele iniciar un veranillo, circunstancia a la que alude el pueblo: “Por la encarnación, los últimos hielos son, si el año no sale respondón”.

Marzo tiene fama de ser un mes ventoso y revuelto, a causa de las borrascas que cruzan por el Golfo de Vizcaya o se intensifican en la zona de Baleares.

La vejez es un baile. La frase no es mía, es de una persona muy conocida en Infantes, esta persona cuando nos deja no había cumplido los 67 años. Es tan penosa la vejez que hasta los propios viejos echan mano al eufemismo y la llaman “la tercera edad” y los pituísticos dicen que lo que cuenta es la edad del corazón, paparruchas, cada cual hace de su capa un sallo. Lo único que tiene el viejo cuando se marchan sus hijos y sus nietos, duermen en su memoria, esa memoria que falsea la realidad, recuerdos que se esfuman con el efecto puñetero de los dichosos fármacos.

Yo que he sentido con el amor profundo que merece el comer, he visto como surgían recetas y se morían sustantivos, cómo nacían algunos verbos, fallecía el ajo arriero y resucitaba el tiznao. Tocante a las cosas de la manducatoria no nos queda regomello alguno a la gente mayor “¿Te acuerdas , Juanico, cuando se murió la palabra indígena ajo-harina y cuando nació aquello de influenciar y cuando se cambió de sentido el adjetivo álguido?” Lo único que nos queda incluso en las dictaduras, es la cocina y el lenguaje.

Nos lo pueden quitar todo menos la palabra, el grito y las recetas de la pobre mamá. El pueblo mangonea el idioma y hace trizas todo lo que se le pone a su paso y se saca de no sé dónde los verbos irregulares. Cuando te dicen ¡venga! no quiere decir que te acerques, quiá, te están diciendo adiós y cuando afirman de un hombre que no es malo, sino “lo siguiente” es una frase hecha con mucho porvenir, tiene vocación de continuidad, algo de tópico y refrán; estará colocada en el español de España, hasta sabe Dios cuando.

Ahora los que mandan en el lenguaje y en el peinado de la juventud son los futbolistas. Sobre todo los futbolistas y entrenadores argentinos. Valdano cada vez que abre la boca suelta una frase que coloca en la imaginación de todo titirimundi “Romario es un jugador de dibujos animados” “El fútbol es la más importante entre las cosas menos importantes”. Como viejo columnista he visto nacer la fabada con almejas, extenderse los pimientos de Infantes, con el queso de la Granja y el tintorro de la cooperativa de Nuestra Señora de la Antigua y Santo Tomás de Villanueva.

Tractores

Bolinde-Munktell/Volvo.

A pesar de que las firmas Volvo u Bolinder-Munktell se habían fusionado en 1950 y que el modelo BM Viktor, aparecido en 1956, era idéntico al Volvo T230, ambos fueron comercializados por sendas empresas de marketing. Era necesario convencer al público de que ambas marcas mantenían cierta independencia, lo cual se remarcaba utilizando pinturas distintas: los vehículos de la Bolinder-Munktell eran de color verde oscuro y los de Volvo, rojos. Los potentes motores diésel de Volvo, con inyección de combustible directo y hasta 6 cilindros, contribuyeron en gran medida al éxito de la marca una de las series de modelos más populares del fabricante de tractores sueco Bolinder-Munktell/Volvo fue la Volvo T350 Boxer.

En los años 1950-1952 sale al mercado el Bolinder-Munktell-Volvo T 21 45/32,9 CV/kW.

En 1958-1967 sale el BM 350/Volvo T 350 56/41 CV/kW.

En 1956-1961 sale este BM Viktor/Volvo T 230 de 33/24,2 CV/kW.

En 1956-1961 sale el modelo BM/Volvo T 350 de 56/41 CV/kW.

En 1958-1967 sale el Volvo T 350 Boxer de 56/41 CV/kW.

En 1958-1967 sale el BM 350/Volvo T 350 Boxer de 56/41 CV/kW.

En 1959-1966 sale el Volvo 470 Bison de 75/54 CV/kW.

En 1969-1979 se pone al mercado este Volvo T 814 136 CV/kW.

Idioma pardillo 

- Requerir: replantar las cepas que se han perdido en la viña (La Solana, Alhambra, Torre de Juan Abad) 

- Reso: dolor persistente (Villahermosa) 

- Regomello: arrepentimiento (Carrizosa)

- Rentar: repetir (Villahermosa)  

Antonio López Marco

 

Balcón de Infantes

Mantenimiento: José Ant. Sánchez 

© Copyright  Balcón de Infantes 2018