Balcón de Infantes

COLABORACIONES

    

                                                                                                

 Años de emigración y crisis Villanueva de los Infantes durante el Franquismo II 1960-1975 (36)  

por Jorge Solís Piñero       

AÑO 1963

El Tribunal de Orden Público

Este año tuvo como acontecimientos políticos más relevantes, la celebración en marzo del IX Consejo Nacional del Movimiento y las entrevistas de Franco con el Presidente de Portugal, Oliveira Salazar, en Mérida; y en Madrid, con el rey de Marruecos, Hassan II.

En mayo se creó el Tribunal de Orden Público, con el que se quería conseguir un doble objetivo: seguir persiguiendo los delitos políticos o subversivos (entre lo que se incluían las huelgas o el sindicalismo no vertical), y descargar a la jurisdicción militar de estas atribuciones. Su sede estaba en Madrid, pero con competencias en toda España.

En Asturias surgió el sindicato Comisiones Obreras, como consecuencia de las huelgas que se habían desarrollado en la cuenca minera. Comisiones Obreras se afianzó como una fuerza sindical con gran variedad de tendencias, pues sus componentes representaban a anarquistas, comunistas, socialistas y católicos. Su principal objetivo, en ese momento, era introducir a sus miembros en el Sindicato Vertical a través de elecciones.

En diciembre se publicó la Ley sobre industrias de Interés Preferente y las Cortes aprobaron el I Plan de Desarrollo Económico.

El Plan de Desarrollo trataba de conseguir un crecimiento anual constante de 16% de PNB. Pretendía una constante elevación del nivel de vida, creación de polos de desarrollo y promoción industrial a través de ventajas fiscales, créditos y subvenciones a las empresas que se instalaran en ellos; no alcanzó un cumplimiento óptimo en los aspectos sociales de enseñanza y sanidad.

La represión política continuaba y este año se dieron dos casos sonados. El primero, fue la ejecución en abril del miembro del Comité Central del Partido Comunista de España en la clandestinidad, Julián Grimau.

Se le acusó de haber cometido crímenes durante la guerra civil cuando era policía en Barcelona, y aunque no se le pudieron probar, fue sentenciado a muerte. El gobierno quiso que el castigo de Grimau sirviera de disuasión a los que quisieran promover la lucha antifranquista.

En Europa se generalizaron las protestas por su ejecución. La petición de perdón de numerosas personalidades, destacando la de la Reina de Inglaterra y la del Cardenal Montini, Secretario General del Vaticano y futuro Pablo VI, no consiguieron su objetivo.

El segundo fue que un Consejo de Guerra condenó a muerte a los anarquistas Francisco Granados y Joaquín Delgado, acusados de realizar atentados.

Confirmando el fin del nacionalcatolicismo, el Abad de Montserrat, Aurelio Escarré, hizo unas declaraciones al diario francés “Le Monde” en las que criticaba duramente el régimen de Franco. Entre otras cosas Escarré decía: “Cataluña es una nación entre las nacionalidades españolas. Tenemos derecho a nuestra cultura, a nuestra historia, a nuestras costumbres... somos españoles, no castellanos” y “No tenemos tras nosotros 25 años de paz, sino 25 años de victoria. los vencedores, incluida la iglesia, no han hecho nada para acabar con la división. esto representa uno de los fracasos más lamentables de un régimen que se dice cristiano, pero en el que el estado no obedece a los principios básicos del cristianismo”. También criticaba la “falta de libertad para poder escoger gobierno y poder cambiarlo” y la “falta de libertad de prensa”. Franco reaccionó, consiguiendo de la Santa Sede, la expulsión de España de Escarré.

El año 63 fue el de “boom” turístico, con un espectacular aumento del número de turistas que llegó a 11 millones. Lo que les atraía de España era el alto poder adquisitivo que tenían ante los bajos precios de España (para ellos). Esta gran alianza de turistas dio un gran impulso a la economía, sobre todo, al sector servicios, y aportó numerosas divisas.

En el aspecto cultural, comenzó la segunda etapa de la Revista de Occidente. Murieron en el exilio el poeta Luis Cernuda y el escritor Ramón Gómez de la Serna. También falleció Carmen Amaya, la gran “bailaora” de estilo flamenco.

La crónica social resaltó el nacimiento de la infanta Elena de Borbón, la primogénita de los príncipes de España. Pero lo más destacado del hecho, fue que a su bautizo acudió D. Juan de Borbón, que no había estado en Madrid desde 1931.

En el deporte, lo más destacado, fue el secuestro de Di Stefano en Venezuela, cuando su equipo, el Real Madrid, realizaba una gira por Hispanoamérica.

En el cine la película de Berlanga, “El verdugo”, fue la de más impacto.

En el mundo de los toros destacaron dos acontecimientos. Uno fue alternativa de “El Cordobés” en la plaza de toros de Córdoba de manos de Antonio Bienvenida, con un toro de Samuel Flores. El otro, fue la gravísima cogida Jaime Ostos en la plaza de Tarazona de Aragón y que estuvo a punto de costarle la vida.

Se produjeron dos escándalos nacionales. Uno en Galicia, cuando se intoxicaron numerosas personas y muchas perdieron la vida, por consumir orujo fabricado con alcohol metílico (altamente tóxico, pero más barato que el etílico). El otro escándalo fue una estafa inmobiliaria ocurrida en Barcelona, que afectó a más de 2.500 familias humildes.

Otro hecho importante fue que, siguiendo las resoluciones del Concilio Vaticano II, se empezó a utilizar el uso de las lenguas vernáculas en la liturgia, con el fin de facilitar a los fieles la comprensión de los servicios religiosos.

En noviembre, un acontecimiento conmovió a España y al mundo, el asesinato en Dallas del Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy. El poder ser visto por televisión y la amplia cobertura mediática que tuvo, tanto el atentado, como el entierro y exequias, caló hondo en la opinión pública.

 

 

Balcón de Infantes

Mantenimiento: José Ant. Sánchez

© Copyright  Balcón de Infantes 2017